Escudos

Al menos desde finales del siglo XV la Torre de Hércules pasó a convertirse en la imagen de A Coruña, al tomarla el Ayuntamiento como tema para su escudo. A partir de entonces, ciudad y Torre fueron una misma realidad. Las primeras representaciones conocidas, en torno a 1448, son muy sumarias pero a lo largo del siglo XVI se formuló la estructura del escudo, de manera que a partir de las décadas centrales del quinientos todos los elementos claves para la interpretación de la leyenda de Hércules estuvieron presentes.

Una de estas imágenes aparece en la Ejecutoria de 1552 del emperador Carlos V, junto a las Columnas de Hércules. En ella se representa el faro sobre un promontorio y dominando un amplio sector de la costa. Bajo los cimientos de la construcción está enterrada la cabeza coronada de Gerión que se dispone ladeada, como basamento de la propia Torre. En el remate aparece tanto la referencia al candil que colocó Espán como al espejo que permitía descubrir a gran distancia las naves enemigas. Alrededor del faro aparecen las siete conchas de vieiras que simbolizan las siete provincias que conformaban el Reino de Galicia y en algunos casos sobre la Torre se representa el copón como una de las armas del Reino.

Una variante de esta iconografía la encontramos en un escudo conservado en el Museo Arqueológico del castillo de San Antón, que data de finales del siglo XVI-XVII, en el que la cabeza coronada es sustituida por la calavera que ha perdido la corona que reposa a su lado.

Esta iconografía con mínimas variantes aparece en los escudos que se conservan del siglo XVII que se encuentran en el Ayuntamiento y en la muralla del Jardín de San Carlos. En ambos casos se labra la Torre con su candil pero la cabeza ladeada de Gerión ha sido sustituida, en esta última, por una calavera coronada que se dispone derecha, bajo el basamento de la Torre.

Más información sobre Escudos [.PDF]